instagramicon twitericon facebookicon googleicon

SÍNODO DE LA AMAZONÍA (11 octubre)

Adalberto Jiménez

 

Hoy, tuvimos la tercera jornada de reflexión en los Círculos menores”.

Les comparto un resumen de las propuestas compartidas.

Que en el plan de formación sacerdotal, se incluya la realidad pastoral, y el conocimiento oportuno de las comunidades indígenas. Al mismo tiempo, dentro del plan pastoral de cada diócesis o Vicariatos el camino de la Sinodalidad.

Organizar una semana de la ecología integral para seguir haciendo conciencia sobre la importancia de la creación, sobre todo las diócesis de los nuevos países de la región Panamazónica.

En cada nación existe la institución de las obras pontificias, que estas se hagan efectivas tratando de vivir una espiritualidad misionera.

Actualización de los planes formativos. Que la formación sacerdotal concuerde con los sistemas educativos de cada país.

La promoción vocacional. Aprovechar la piedad popular de nuestros pueblos indígenas. ¿Cómo encontrarlas e impulsarlas? Sobre todo, potenciando la pastoral juvenil.

A propósito de la aplicación de la nueva Ratio Fundamentalis, concretizar el punto que habla sobre el aspecto misionero. Que durante el año de pastoral o propedéutico los seminaristas puedan entrar en contacto directo con los pueblos de la Amazonia, logrando así en los candidatos al sacerdocio, una conciencia misionera y un buen discernimiento vocacional.

Dinamizar la REPAM en la línea pastoral.

El fruto de una iglesia viva y madura son las vocaciones.

Hablando sobre los seminarios autóctonos, hacer comprender a los jóvenes que la Iglesia no es una institución gubernamental, y que no se debe optar al sacerdocio por la remuneración económica.

Muchas diócesis y vicariatos no están en condiciones de hacer dos seminarios, uno autóctono y otro para hispanos. Por tanto, la formación debe comenzar desde la familia, la comunidad parroquial o los colegios.

La fuerza de la formación del discípulo se tiene que concretar sobre todo en la formación de los agentes de pastoral y en los laicos. La formación tanto para seminaristas como para laicos debe basarse en la antropología cultural de estos pueblos tomando en cuenta el aspecto pedagógico pastoral; formarlos para el mundo que se viene previniendo el choque intercultural.

El Sínodo de la Amazonía tiene que pronunciarse fuertemente a favor de los pueblos indígenas. Pues estas comunidades no tienen que seguir siendo mártires de la cultura capitalista y consumista.

El papa nos advirtió de la tendencia a clericalizar, es necesario impulsar los quehaceres y tareas que ya realizan nuestros laicos.

Crear círculos bíblicos para que la Palabra de Dios sea la principal fuente y no buscar otras fuentes de inspiración.

Necesitamos formación permanente: formandos y formadores de agentes, tomando en cuenta la cuestión económica.

EL PAPEL DE LA MUJER EN LA VIDA DE LA IGLESIA

Lo importante en la vida de la iglesia deber ser la dignidad humana sin importar si es hombre o mujer

Es necesario que la mujer participe con un papel mas protagónico.

Que la iglesia reconozca el papel femenino; igualdad y equidad de género.

El rol de competencia de la mujer inicia en la educación familiar

La mujer es factor número uno en la transmisión de Fe y del Evangelio.

Que se haga un sínodo para tratar el tema de las mujeres en la iglesia

Mujer quichua, luchadora, trabajadora, protectora; sin reconocimiento en la vida social.

Un desafía para los obispos de los vicariatos es lograr que los futuros sacerdotes sepan colaborar con la mujer, acepten su rol y lo impulsen

Equipo perfecto en comunidad parroquial es: sacerdote, comunidades religiosas y laicos; muchas veces no se sabe trabajar con ellos.

LOS JOVENES

La iglesia no ha entrado en el ámbito de la comunicación y mundo digital en el que están nuestros jóvenes. La iglesia debe estar presente en el mundo digital pero sin prescindir del acompañamiento personal

Este sínodo tiene el compromiso de parar la crisis de antivalores, es necesario por los jóvenes trabajar duro con las familias.

La iglesia debe ayudar al joven a lograr una sana interculturalidad.

Abrir espacios de inclusión de los jóvenes en toma de decisiones e iniciativas de las comunidades eclesiales.

Un gran desafío es cómo acompañar a los jóvenes en crisis de identidad cultural.

Es importante el acompañamiento a jóvenes con atracción hacia el mismo sexo, considerando ayuda de la psicología, medicina, etc.

La problemática del Sida por promiscuidad sexual y homosexualidad.

VIDA CONSAGRADA

Reconocer la inmensa labor de la vida consagrada en la Amazonía, aunque se muestra a veces, una formación individualista y apego por los bienes materiales.

La disminución de vocaciones es alarmante. Es importante impulsar un nuevo ardor misionero en la vida consagrada (la CLARC)

Hay disminución de cantidad y la significatividad del carisma misionero. Lo que antes era privilegio ir a tierra de misión, hoy pareciera un castigo. Hay el peligro de congregaciones de trabajar por su cuenta, se resisten a trabajar en comunión con la iglesia. Falta de sentido eclesial.

Aprender de los primeros misioneros: aprender otras lenguas, aceptar contradicciones, mucha creatividad, en la difusión del Evangelio.

El carisma misionero ya no es atractivo para los jóvenes de hoy. La vocación misionera debe presentarse desde la autorrealización de la sociedad actual.

Recuperar el espíritu de los primeros misioneros, la metáfora de la canoa, se necesitan hombres y mujeres capaces de dar la vida por el Evangelio.

Reorientar la misión de la vida religiosa

Los laicos también pueden abrazar un estilo de vida consagrada, aprovechar laicos profesionalistas, despertar una nueva conciencia misionera.

Si no hay experiencia pastoral en la vida religiosa no hay futuro.

Impulsar la vida contemplativa en comunidades indígenas, tomando como base la oración y su testimonio de confianza en la providencia.

VICARIATOS APOSTOLICOS

Los vicariatos apostólicos en Bolivia fueron iniciados por el Papa Benedicto XV. Estos se crearon bajo la figura jurídica (sui iuris), son territorios que pertenecen al Papa directamente.

La mayoría de los vicariatos apostólicos fueron confiados desde su creación a diversas congregaciones religiosas como los franciscanos, salesianos, entre otras. Hay una especie de distinción entre el clero donde algunos de los sacerdotes diocesanos piensan que ellos son para las parroquias de los laicos hispanos, mientras que los religiosos, son para las parroquias que están en la selva.

La cuestión económica es muy precaria ya que los recursos son muy escasos.

Que las diócesis y arquidiócesis apadrinen económicamente a los vicariatos apostólicos con pocos recursos, y al mismo tiempo el clero de estas diócesis estén dispuestos a colaborar en la misión de estas zonas indígenas.

La propuesta es cómo salir de ius comisionis (derecho de encomienda). Esto se puede hacer efectivo si las diócesis asumen o apadrinen las realidades de los vicariatos.

El papa tiene esa misma preocupación porque las congregaciones ya no tienen vocaciones para sostener las necesidades de los vicariatos.

Que sea la misma conferencia Episcopal la que se sienta responsable de esta zona. Que esto sea un signo Sinodal de corresponsabilidad.

Que los Vicariatos maduren como iglesia. Una grande preocupación de los Vicariatos debe ser la formación de los futuros sacerdotes. Se puede proponer la conformación de un seminario entre los Vicariatos apostólicos.

Otra propuesta concreta sería renovar los límites de lasu jurisdicciones, para reducirlas sus territorios y hacer más efectiva la atención pastoral a las comunidades.

 

Ya en la noche fuimos invitados alrededor de 50 participantes del Sínodo a la casa de los Focolares María Bambina que queda muy cerca del Vaticano.

Nos obsequiaron una sabrosa cena, unos cantos a Dios y a María que habitan la Amazonia muy bien entonados, entre ellos: yo te alabo Padre en Quechua, en Aymara, en Siona, Cofan, Huaorani.

Mientras cantábamos una joven pintó un cuadro grande de la Virgen la desata nudos que se venera acá en Roma. La particularidad del cuadro era que el fondo verde representaba la selva amazónica. El cuadro bellísimo estaba hecho en una especie de puzzle que nos iban entregando a cada Obispo un trozo como parte del Sínodo de la Amazonia.

Luego nos leyeron un fragmento escrito por kiara Lubic sobre María como madre de todos.

Desde aquí seguimos pidiendo para que La Paz vuelva a nuestro Ecuador.

 

VisitasVisitas1327352

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org