agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


 

Monseñor Julio Parrilla:

'La sensibilidad del Presidente ante el conflicto es positiva'

Diego Bravo.  

Sábado 18/05/2013

 

Entrevista a Monseñor Julio Parrilla, obispo de Riobamba sobre la situación de los indígenas tagaeri-taromenane de la Amazonía

 

 

El relator de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, emitió el jueves un pronunciamiento sobre la situación de los pueblos no contactados de la Amazonía. ¿Qué opina de aquello?

Todo lo que se haga a favor del entendimiento y de la pacificación de los pueblos indígenas no contactados es bueno y que, en este caso, las Naciones Unidas respalden una acción política y administrativa de paz es muy positivo. No solo de cara a los pueblos implicados, sino también frente a la acción preventiva del Gobierno y a la responsabilidad pública que evidentemente todos tenemos.

Se conoció que se realizó una reunión con el presidente de la República Rafael Correa y otras autoridades para tratar este tema. ¿Qué se trató allí?

Destaco que la sensibilidad y la preocupación del Mandatario ante el conflicto es positiva. A mí me parece muy importante que el Presidente escuche otras voces que no sean precisamente las del entorno oficial. Eso para mí denota una mayor decisión a la hora de abordar los temas y en concreto el de la violencia de los pueblos no contactados de la Amazonía.

Se refiere como otras voces a los representantes de la Iglesia. ¿Qué se ha ganado con su participación en la cita?

Hemos tratado de objetivar qué es lo que realmente ha sucedido. También se analizan las circunstancias que rodean la realidad de los pueblos no contactados. Me refiero fundamentalmente al tema de la explotación petrolera, la deforestación, el ruido y en definitiva a este cerco que se va dando por parte del mundo mestizo hacia el mundo indígena. Ahí hay también realidades políticas y administrativas ante las cuales el Gobierno tiene que tomar medidas.

¿Qué más se analizó?

También hemos estudiado algunos contextos sobre la actuación de la Fiscalía y de los representantes del Gobierno en el Coca.

La Fiscalía dice que es muy difícil que se concrete un acuerdo en el tema taromenane. ¿Usted piensa igual?

Hay que aceptar las dificultades. Primero que no es fácil permanecer en contacto con estos pueblos. Lo segundo es que no hablamos solo una lengua, sino un lenguaje diferente con connotaciones de tipo social, moral, de derecho muy diferente, pero como he dicho, no podemos quedar indiferentes ante un drama tan grande. Se puede hablar que es tardía la reacción del Gobierno ya que transcurrieron 50 días desde que comenzó el problema. ¿Cómo lo analiza? Evidentemente. Esta es una crítica que la Iglesia y los actores sociales implicados han hecho al Gobierno. Creo que, en ese sentido, se hubiera necesitado una reacción mucho más ágil y más conectada desde los distintos responsables.

¿Se puede hablar de que estamos en las vísperas de otro caso que se va a quedar en la impunidad? ¿Teme que esta masacre no se resuelva?

A mí me parece que la reunión del otro día en Presidencia es un paso muy importante primero para reconocer la interlocución de la propia Iglesia que tiene en este y otros temas. Por otro lado, la cita fue muy importante en la medida que recogió la voluntad clara de querer resolver los temas. De lo que se trata ahora es que realmente las decisiones tomadas no duerman el sueño de los justos, sino que se hagan los debidos afrontamientos para que una realidad así no vuelva a suceder.

¿Es la primera vez que un Gobierno reacciona así en estos temas o en anteriores conflictos sí hubo respuesta?

Desconozco si es la primera vez. Pero evidentemente hubo una reacción clara por parte del Gobierno que, aunque sea tardía, tenemos que agradecer profundamente.

También se conoció que en la cita se conformó una Comisión interinstitucional para investigar este caso. ¿Qué papel tendrá? ¿Qué rol?

Sí hubo este compromiso claro por parte del Presidente de la República de crear la Comisión interinstitucional para analizar el alcance del problema en sí mismo y también cuál ha sido la actuación de los funcionarios del Estado. Es evidente que aquí hay un tema que afecta fundamentalmente a la Fiscalía y no solo al Gobierno. Pero el Régimen también tiene que tomar la iniciativa siempre para salvaguardar los intereses de los indígenas o mestizos y, por otro lado, evidentemente tiene que entablar procesos de diálogo con todos los actores sociales incluida, evidentemente, la Iglesia.

 

Hoja de vida

Su trayectoria: Vive desde hace 23 años en Ecuador. Actualmente es obispo de Riobamba (Chimborazo) y presidente de la Pastoral Social Cáritas.

Su punto de vista: Todo lo que se haga a favor del entendimiento y de la pacificación de los pueblos indígenas no contactados de la Amazonía ecuatoriana es positivo.

 

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/seguridad/taromenane-matanza-huaorani-Ecuador-Amazonia_0_921507938.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

 


VisitasVisitas1247570

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1