vicariatobtl

Padre Dios, dador de todo bien,

que acompañas el caminar de nuestra Iglesia,

Te alabamos, te bendecimos, te damos gracias.

Señor Jesucristo, enviado del Padre,

que llamaste a los misioneros que nos precedieron

a descubrir las semillas que depositaste en las culturas

de estos pueblos amazónicos.

Haz que nuestra Iglesia sea fiel a su vocación misionera.

Espíritu Santo que has dado fortaleza y fidelidad

a nuestras comunidades Esparcidas por la selva amazónica,

ayúdanos a vivir en comunión,

para que en esta tierra regada por la sangre de Alejandro e Inés,

surjan vocaciones generosas al sacerdocio, a la vida consagrada,

al compromiso laical en las realidades temporales.

Virgen María, Madre del Buen Pastor,

a quien nuestros primeros misioneros

escogieron por Patrona de nuestra Iglesia,

haz, con tu ayuda maternal,

que crezca en fidelidad y entrega.