agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


PLAN DE ANIMACIÓN

DE PASTORAL VOCACIONAL

 

INTRODUCCIÓN

Teniendo en cuenta la gran necesidad que la Iglesia experimenta hoy de nuevos agentes para llevar a cabo su misión, sobre todo de ministros ordenados, y acogiendo la invitación del Señor Jesús de rogar “al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt 9,38), queremos potenciar y fortalecer, en nuestra Iglesia, la tarea de suscitar, acoger y acompañar las vocaciones específicas, ayudando así a favorecer la respuesta positiva de los llamados.

Medios:

  • Las siguientes orientaciones se refieren a la animación de la Pastoral Vocacional en nuestro Vicariato. En este sentido consideramos que la tarea de la animación vocacional corresponde a todos los misioneros y comunidades. Para ello, queremos subrayar los siguientes medios:
  • En primer lugar el testimonio personal y comunitario.
  • La calidad de la relación personal con los jóvenes. Relación que ha de ser afectiva y cercana con ellos.
  • La importancia de sembrar inquietud vocacional en diversos momentos de la vida de los jóvenes.
  • Vivencia de una espiritualidad misionera (estilo de vida, trabajo pastoral, etc.)
  • Una Pastoral Vocacional que anime una permanente reflexión sobre la realidad de los jóvenes y el contexto sociocultural en el que se desenvuelven.
  • Aprovechar los medios de comunicación social.

Rol del animador vocacional:

  • Comprometer a todos los misioneros y misioneras en la Pastoral Vocacional.
  • Orientar el proceso previo al ingreso de los jóvenes al Seminario.
  • Coordinar diversos eventos de Pastoral Vocacional.
  • Dar continuidad al proceso de discernimiento en el joven vocacionado.
  • Coordinar planes alternativos para jóvenes en situación especial (universitarios, trabajadores, etc.)
  • Coordinar con los responsables de la zona pastoral las diversas actividades del plan vocacional.

 

PERFIL VOCACIONADO/A:

  • Adaptación a los numerosos ambientes (apostolado).
  • Psicología equilibrada.
  • Disponibilidad para el diálogo, para amar y para las buenas relaciones.
  • Aceptación de su historia, cualidades y habilidades.
  • Intelectual
  • Convivencia comunitaria.
  • Actitud de servicio.
  • Acogida y valoración de los sacramentos y la oración como fuentes de gracia.
  • Que tenga mucha sensibilidad.
  • Maduración de la fe.

Mencionamos también otros apoyos para la Pastoral Vocacional en la etapa de Animación:

  • Jornadas, retiros, encuentros, entrevistas.
  • Contar con fichas de acompañamiento para jóvenes.
  • Aprovechar también los medios que desarrolla la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

 

MARCO DOCTRINAL

NATURALEZA DE LA VOCACIÓN

Dios llama al hombre desde el principio a ser su imagen y semejanza, para que de esta manera pueda entrar en comunión con él. Por el bautismo, lo llama a ser su hijo, gracias a la muerte y resurrección de Jesucristo y desde esta misma vocación Dios va llamando al hombre para que viva según el Espíritu en las diversas situaciones:

  • En el Laicado.
  • En el ministerio ordenado.
  • En la vida de especial consagración.

La vocación personal tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento está integrada por los siguientes elementos:

La Llamada:

Es siempre iniciativa de Dios. La palabra creadora de Dios personaliza al hombre que la acoge, dándole un profundo sentido de vida, de tal modo que esta llamada marca para siempre la vida personal de aquel que es llamado.

La Misión: Dios, que ama a su pueblo, está siempre a la escucha de sus gritos por eso responde llamando y enviando a algunos. En los personajes bíblicos la misión no se reduce a la ejecución de una tarea, se convierte más bien en función vital de servicio. Desde esta función se comprende e interpreta toda la vida de aquel que recibe la llamada.

La Respuesta:

En los textos bíblicos se descubre que el hombre se siente incapaz para la misión por las objeciones que invariablemente presentan quienes son llamados. Dios responde garantizando el cumplimiento de la misión con su poder. El hombre, animado por este don de la gracia, comienza a responder a la llamada y seguirá haciéndolo a lo largo de su vida.

La Consagración:

Es la garantía de que el Señor sostendrá a su elegido en el cumplimiento de la misión encomendada, porque le ha seleccionado y le ha “separado” para Él. En el Nuevo Testamento se expresa muy especialmente por la imposición de manos y la oración de la comunidad. Así pues, Dios llama para encomendar una misión y consagra para que el hombre pueda cumplirla. Elección y consagración están ordenadas a la misión, ellas posibilitan la respuesta que el hombre da desde su integridad personal.

La Mediación:

Dios no se comunica habitualmente al hombre por vía directa, sino a través de mediaciones que muestran su llamada a saber:

Jesucristo, primer Mediador, Mediador del Padre, y por eso modelo de toda mediación.

Como continuidad y sacramento de Jesucristo está la Iglesia, Nuevo Pueblo de Dios, mediadora de las vocaciones, responsable de llamar, acompañar y discernir la autenticidad y madurez de quienes son llamados.

También las personas concretas son mediadoras de vocación. En muchos textos aparecen testigos-amigos que muestran la voluntad de Dios a los llamados.

Las mediaciones se dan siempre en el contexto de la realidad histórica. Las necesidades del Pueblo, los gritos de los pobres, son una mediación vocacional de primer orden.

Fundamento en el Magisterio de la Iglesia

El tema vocacional ha tenido un gran desarrollo en el Magisterio especialmente a partir del Concilio Vaticano II.

Entre la gran riqueza de elementos que ha aportado el Magisterio habrá que señalar especialmente:

  • Claves Trinitarias y Eclesiológica de la vocación, especialmente ofrecidas por el Concilio en la Optatam Totius.
  • Pastoral Vocacional encarnada en la Pastoral de Conjunto y a la vez diferenciada como una acción específica.
  • Sentido amplio y abierto de la Pastoral Vocacional, que a la vez cultiva con especial cuidado de las vocaciones consagradas.
  • Importancia del acompañamiento y del Discernimiento de las vocaciones cultivando procesos completos. La Pastoral Vocacional como animadora de toda la pastoral y en especial el sentido vocacional de las pastorales afines: de la catequesis, la familia, la escuela, la Parroquia, la juvenil.

Cuidado especial de los procesos de los jóvenes en sus distintos ámbitos.

 

OBJETIVO GENERAL

Impulsar la pastoral vocacional en el Vicariato a través del compromiso y testimonio de todos los misioneros para animar a los jóvenes a seguir a Jesús.

 

Objetivos específicos:

  • Acompañar a los jóvenes a descubrir su vocación desde una experiencia de Dios, que los lleve a responder su llamada.
  • Comprometer a los Seminaristas a la tarea de animación vocacional.
  • Hacer partícipes de forma protagónica a todos los implicados en el misterio de la vocación a la vida sacerdotal, para que sea un proyecto inclusivo y participativo.
  • Concienciar a todas las comisiones pastorales, especialmente a la juvenil para aunar esfuerzos y lograr una mayor eficacia.
  • Encausar procesos de discernimiento vocacional para conocer mejor a los candidatos y sus realidades personales e históricas.

 

METAS 

1. ANIMACIÓN VOCACIONAL

Ofrecer a los jóvenes la ayuda necesaria para discernir la vocación de seguimiento a Cristo y responder a la voluntad de Dios.

Convivencia vocacional con los jóvenes de 2º nivel de confirmación

2: REALIZAR EL ACOMPAÑAMIENTO VOCACIONAL

Favorecer y crear espacios de encuentro para orar y reflexionar la vida desde el Evangelio, ayudando a las personas en su seguimiento de Cristo

  • Grupo de oración para jóvenes
  • Organizar algún retiro
  • Acompañamiento personal
  • Convivencia de seguimiento vocacional:

3: UTILIZAR LOS MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL

Dar a conocer a través de los medios de comunicación las actividades de animación vocacional.

  • Killka
  • Redes sociales: Facebook, blogs.
  • Entregar trípticos, afiches, entre otros.

4: REALIZAR ESPACIOS DE INTEGRACION Y CELEBRACIÓN

Potenciar las Jornadas o celebraciones vocacionales anuales:

  • Domund
  • Día de la Vida Consagrada.
  • Realizar misiones en ciertos tiempos.
  • Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.
  • Julio: Alejandro e Inés.

Dar a conocer, para su mayor valoración y apreciación, el ministerio sacerdotal, la vida consagrada y la vida laical, aprovechando los momentos que se cran más oportunos.

  • Coordinar conjuntamente con la Pastoral Juvenil alguna catequesis sobre la vocación, para los niños de catequesis y los jóvenes de confirmación.
  • Ver la posibilidad de coordinar conjuntamente con Pastoral Familiar el realizar algún encuentro para matrimonios presentando algún tema vocacional.
  • Dar a conocer los distintos carismas, ministerios y servicios presentes en nuestra Iglesia.
  • Realizar un anuncio explícito de las vocaciones de especial consagración, aprovechando el, “Día de la Vida Consagrada” y la “Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones” u algún otro momento que se vea oportuno.

5: ESPIRITUALIDAD

Potenciar la oración por las vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada, al matrimonio en las comunidades cristianas.

  • Impulsar que se incorpore en la Eucaristía una oración por las vocaciones.
  • Animar a las comunidades cristianas y grupos de apostolado para que adquieran el compromiso de orar por las vocaciones.
  • Dimensión misionera.
  • Formación de los animadores vocacionales.

 


VisitasVisitas1327509

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1