agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


EN LA TIERRA COMO EN LA NUBE

¿DÓNDE ESTÁS?

Federica Peters, Octubre 2014

 

¿En la nube, pisando tierra firme, nadando o ahogándote en las olas del sistema?

Para encontrar nuestro camino, para no dar las vueltas y vueltas, para acompañar a otr@s, de vez en cuando hay que re-ubicarse lo mejor posible en este mundo cambiante.

¿En qué mundo caminamos – a dónde queremos caminar?

No es fácil decirlo, porque parece que otros deciden sobre este mundo. Ellos nos indican donde debemos estar.

Las y los dirigentes del mundo globalizado nos presenten una imagen a su gusto y en pasos de gigantes hacen y deshacen el mundo en que vivimos.

Observando me atrevo dibujar y describir unas líneas grandes de lo que veo:

El mundo del milenio nuevo es un mundo globalizado.

Ya no hay el primero ni el tercero o segundo mundo, ni el mundo oriental o occidental, sino el mundo nuevo es global; abarca todo el planeta hasta el último rincón de la selva. Aquí reinan los programadores, constructores, productores, gerentes, administradores, controladores y consumidores para transformarlo en pasos de gigantes a su gusto y provecho.

A la vez, en todo el mundo hay los enemigos del mundo globalizado. Con alambres de púa y armas los miembros defienden los valores de su reino globalizado.

Mejor que por lo menos la mitad de los habitantes de la tierra ya se perdió de la vista cuando se cayó por el cernidor que los dirigentes han colocado debajo sus pies y que amplían o estrechen según su parecer.

Menos mal que el cernidor funciona de ambos lados; quién está debajo nunca más aparece!. Si le necesitamos por un momento – le jalamos hacia arriba - y por fin te caíste al basurero.

¿Lo mismo de siempre en este mundo de pirámide? ¿Sólo con otro nombre?

NO!!! Este milenio nos trajo algo nuevo bajo el sol: ¡la nube!

Ahora tenemos la TIC (Tecnología de Información y Comunicación). Con ella nos apropiamos de las nubes o, mejor, construimos “la nube” que necesitamos. El uso masivo de la computadora y del internet en el mundo globalizado permite a sus dirigentes, no sólo tener unos instrumentos para producir más y más mejor y más rápido, sino que con TIC ya no necesitamos la tierra para construir un mundo nuevo. Construimos espacios en las nubes. En “la nube” de datos hemos construido “el sistema”.

EL SISTEMA no es más que unos pedazos de plástico y metal hecho “computador”, unas fórmulas matemáticas y unas ondas mandados por cables o satélites. Más ensalada de pedazos y datos para ocultar quién aplasta los botones o da órdenes para aplastar.

EL SISTEMA ahora nos “manda” a qué escuela van los hijos, “decide” quién recibe un bono, “califica” el examen de grado, “especula” en la bolsa para subir o bajar las ganancias de una empresa o las deudas de un estado, “aprueba” o no el proyecto de beneficio social, “otorga” o “quita” el título de propiedad y “maneja” el cernidor que “decida” quién es útil o no para el mundo nuevo.

EL SISTEMA nos “dice” qué respuesta es correcta y falsa; entonces, ¡pare de pensar!: haga tu gancho en el lado correcto y has ganado.

LA NUBE aún puede más; dentro de ella puedes “crear” tu identidad; tú mismo puedes hacer o deshacerte cada día, según las normas de facebook, google, twitter ...

LA NUBE presenta los accesorios que necesitas para tu identidad nueva (compra-venta se llama el juego) para las y los que tienen con que puede vender a sí mismo.

LA NUBE “regala” nada a nadie, “quiere” comida, “exige” tiempo, hay que atenderla todos los días, si no se “enoja” y nos “castiga” con un virus o nos “deja caer” a la nada. “Anteriormente se le echaba carne humana cruda a la boca del dragón, hoy se le da de comer datos crudos a la máquina.” (Ronald Laing)

LA NUBE “nos cubre” a todos, al mundo globalizado, a los enemigos y a los cernidos. L@s últim@s que ni tienen acceso a ninguna TIC pero pierden su vida en la lucha por ser re-conocidos entre los usuarios y esperan la justicia social que tanto necesitan de LA NUBE.

LA NUBE “se presenta” como el gran donador de poder, identidad y sentido. Sin ella ¿cómo podemos tener parte y participar en este mundo?

Su “oferta” virtual, su “vida” artificial, nos “libera” de todas las dificultades del mundo real que queda afuera, ya no nos parece real sino virtual – o al revés - o qué?

Mientras tanto, los hilos de amor y dolor nos siguen uniendo o separando, los valores del bien y del mal nos atormentan, el espíritu nos agita, el significado de la vida y de la muerte nos desafían, la compasión nos mueve el corazón como la pasión, pero estamos protegidos de todo bien y mal y solo entramos en LA NUBE y seguimos soñando y cumpliendo los sueños reales y virtuales de otras y otros.

 

¿PASTORAL EN LA TIERRA COMO EN LA NUBE?

Pastores no se necesitan en el mundo nuevo, donde se construye y destruye cosas y personas nuevas a gusto.

Pastores que cuidan o desarrollan lo que ya existe, ya vive, lo que ya tiene valor y dignidad solamente por ser vivo, distorsiona el flujo de la producción y del mercado.

Un pastor, que tiene y comparte experiencia de vida, muerte y resurrección en carne y hueso propio, daña las piezas del engranaje que necesita EL SISTEMA.

Un pastor que dice, que el viejo Jeremías tiene razón cuando dice, que EL SISTEMA no es más que un espantapájaros en una huerta de pepinillo (Bar 6,69), en los “ojos” del SISTEMA no merece otro destino que Jeremías.

¿Y si EL SISTEMA de verdad no es más que un palo disfrazado de rey? ¿Quién mueve al palo?

 

Como pastores ¿podemos utilizarlo nosotros mismos, sin que los manipuladores de EL SISTEMA nos confundan, nos utilicen y después nos echan a la boca del dragón?

¿Dónde estamos, dónde nos ubicamos en este mundo nuevo, a dónde queremos ir, hacia dónde guiamos a otr@s?

¿Qué es realidad – nube - verdad??

¿Dónde está el agua para lavar las manos,dónde está el agua viva?

 

PASTORAL EN LA IGLESIA DE AGUARICO

Opción personal –

- desarrollar lo que está en mí antes de identificarme con imágenes que otr@s quieren para mí

- no construir, colocar o manipular cernidores que califican o no a l@s cristian@s  si valen para pertenecer o no al Vicariato de Aguarico

- re-conocer laicos como reinas, reyes, profetas, sacerdotisas y sacerdotes de la Iglesia de Aguarico

- apoyar, por lo menos de vez en cuando, para agrandar los huecos de cernidores existentes, para abrir fronteras y chances

- pasar más tiempo y relacionarme más con l@s cernid@s que con l@s constructores de mi mundo cercano y orientar mi trabajo en torno a los primeros

- experimentar, conocer y aprender de la vida real local

- valorar, estimar la vida y lucha real de seres reales, no ideales o virtuales

- llevar la vida real a la celebración de un sacramento menos ritual y rutinario

- aprender y enseñar a distinguir entre LA NUBE y el reino del cielo, entre EL SISTEMA y l@s programadores o controladores de robots

- utilizar el espantapájaros como instrumento de trabajo y no como rey o mamá

- ser lo menos útil posible para los adeptos del espantapájaros, para tomar en cuenta en la búsqueda de soluciones actuales

- constancia larga de personas con identidad, nombre y cara conocidos en un lugar

- el servicio a las capillas más importantes, para los sacerdotes diocesanos (apoyo de los demás)

- el equipo Rocafuerte podría, tal vez, encargarse de unas comunidades más en la ribera alta para apoyar a Sandro (falta hablar con el equipo)

- menos reuniones y más tiempo con la gente real

- papel y mails como instrumento, cuando sea indispensable y dar más valor al diálogo.

 

 


VisitasVisitas1322687

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1