agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


“Quería deciros una palabra y la palabra era alegría

Siempre, donde está los consagrados, siempre hay alegría” (Papa Francisco)

 

 

Paz y bien con todos, hermanos de las comunidades católicas del Vicariato apostólico de Aguarico; paz y bien con los que sirven como catequistas, animadores, servidores de las comunidades en distintas formas; con los fieles que participan en las eucaristías los domingos y otros días entre semana; paz y bien con quienes son miembros de los diferentes grupos y movimientos eclesiales; paz y bien con todos los hombres y mujeres de buena voluntad que se saben bautizados y se sienten católicos, aunque a veces no encuentran cómo acercarse a la iglesia y cómo tratar con los misioneros. Paz y bien para todos, el Padre Dios les bendiga.

Les trasmito, con el Papa Francisco, una alegría grande, la alegría de todos los misioneros y misioneras que como consagrados a Dios viven su fe y su consagración, son felices sirviendo a Dios y a ustedes, como hermanos en Jesús y en el Evangelio.

Como obispo del Vicariato de Aguarico les comunico que este año desde el 30 de noviembre de 2014 al 2 de febrero de 2016 la Iglesia Católica quiere celebrar el año de la Vida Consagrada. Todos los Religiosos y Religiosas, Monjes y Monjas del mundo van a esforzarse por vivir con más alegría su vocación de consagrados, orar más y mejor, servir más y mejor a Dios y a todo el pueblo cristiano.

En nuestro Vicariato tenemos la alegría de estar acompañados, además de por el Obispo y los sacerdotes diocesanos, por un buen grupo de misioneros y misioneras religiosos que, con distintos carismas, van viviendo su consagración. Los cito para que ustedes los identifiquen: Capuchinos, Carmelitas, Javerianos entre los consagrados varones; y entre las mujeres: Clarisas Capuchinas Sacramentarias, Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia, Hermanitas de la Anunciación, Misioneras Siervas del Divino Espíritu, Escolapias, Oblatas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, Marcedarias, Franciscanas de María Inmaculada, Misioneras Lauritas. Pónganles ustedes rostro y nombre a cada uno de estos misioneros y den gracias a Dios por ellos.

Recuerden también que estamos llamados a crecer como Iglesia de Aguarico en estas tierras amazónicas. Aspiramos a tener sacerdotes, religiosos y religiosas de esta tierra consagrados a Dios que vivan la alegría del Evangelio en todas y cada una de estas instituciones religiosas. Dios nos quiere felices y la felicidad de la consagración merece la pena vivirla; ténganlo en cuenta las familias y los jóvenes de nuestra iglesia.

Gracias, Hermanas y Hermanos Consagrados, por vivir alegremente su fe y su consagración; por vivir el Evangelio como Profetas de Esperanza en la Iglesia de hoy. Gracias por querer a nuestra iglesia de Aguarico y por darlo todo para ayudar a quienes formamos esta iglesia; gracias por ser testigos de Jesús y de su Evangelio.

Gracias a todos los católicos y a todos los que se preocupan por nuestros hermanos y hermanas misioneros. Gracias por querer a los Consagrados y Consagradas de nuestro Vicariato, por alegrarse con ellos en la vivencia de la fe. Cuídenlos para que sean felices y sean ustedes felices con ellos porque el encontrarse con Jesús siempre merece la pena y siempre nos trae la alegría del Evangelio.

Oremos mucho unos por otros. Los Religiosos y Religiosas oran siempre por la Iglesia y por todas las necesidades del mundo; yo les pido a todos los católicos que durante este año todos oremos de modo especial por los Consagrados y Consagradas que nos acompañan en la vivencia de la fe, nos ayudan a conocer mejor a Jesús y están atentos a las necesidades humanas y religiosas de todos los hombres y mujeres con los que se encuentran. No se olviden de orar también por sus sacerdotes y por su obispo.

Quieran a sus misioneros, muéstrenles su cariño y ayúdenles cuando necesiten de ustedes. Siempre pueden contar ustedes con ellos, que ellos puedan contar también siempre con ustedes.

Todos quedamos invitados a las celebraciones importantes sobre la Vida Consagrada a las que nos invitará el Papa Francisco durante este año y a las que viviremos también en nuestra Iglesia particular de Aguarico

Dios bendiga “la Vida Consagrada en la Iglesia de hoy” y les bendiga a todos ustedes

 

COCA, 30 de Noviembre de 2014, fiesta del Apóstol San Andrés, Primer Domingo de Adviento, comienzo del año de la Vida Consagrada.

 

 

+ Jesús Esteban Sádaba, capuchino

Obispo – Vicario apostólico de Aguarico

 


VisitasVisitas1322721

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1