agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


ENCUENTRO

DE SUPERIORES/AS DE LAS CONGREGACIONES

QUE VIVEN EN EL VICARIATO APOSTÓLICO DE AGUARICO

20-21 marzo 2017

Ver fotos

Después de haber participado en el “Tercer lunes” del Vicariato, los superiores y superioras de las congregaciones que viven en el Vicariato de Aguarico, se reúnen con el Consejo de Misión, para compartir la vida, los planes, inquietudes y expectativas que tienen el Vicariato y las diversas congregaciones.

Tenemos objetivos concretos para este encuentro:

  • Compartir la vida del Vicariato, buscando espacios de reflexión y comunión entre todos /as los que lo vivimos en Aguarico.
  • Fortalecer la pastoral de conjunto y la corresponsabilidad de todos con el Plan Pastoral de Vicariato
  • Compartir nuestras inquietudes y propuestas en la relación entre cada congregación con las demás y de todas con el Vicariato.

Los temas propuestos por Monseñor Jesús Esteban Sádaba, para compartir los días lunes por la tarde y el martes por la mañana son:

  • Historia y realidad del Vicariato Apostólico de Aguarico
  • Plan pastoral del Vicariato
  • Convenios y relación con las diferentes congregaciones
  • Inquietudes a compartir

Agradecemos la participación de todos/as los superiores que viven en Ecuador (excepto el superior de los capuchinos) y agradecimos además la presencia del superior de los Javerianos, venido desde Colombia, y la general de las Mercedarias Misioneras desde Barcelona (España). Es decir, que estuvimos presentes representantes de diez congregaciones. Comprendemos las razones de las otras cuatro congregaciones ausentes.

Presentes:

  • Bertha Barreiro (provincial de Mercedarias Misioneras)
  • Carlina Zambrano (General de las Mercedarias Misioneras)
  • Bilma Freire (Consejera provincial de las Terciarias Capuchinas)
  • Marcelo Sarmiento (delegado provincial de los Carmelitas descalzos)
  • Jorge Iván Gonez Colorado (provincial de los Javerianos)
  • Alba Isabel Arias Ochoa(provincial de las Oblatas)
  • Elcy Birmania Valdivieso (provincial de la Anunciación)
  • Esther Alicia Armijos Flores (delegada territorial de los Sagrados Corazones)
  • Esmilda Castillo (provincial de las Franciscanas de María Inmaculada)

Compartimos los temas propuestos, comenzando por un repaso rápido por los 64 años de historia del Vicariato, aunque valorando los siglos anteriores con la presencia intermitente de los jesuitas, la presencia temporal de los josefinos y las misiones esporádicas de la Arquidiócesis de Quito. En este recorrido histórico podemos valorar el insigne trabajo y vocación misionera de los primeros capuchinos y lauritas, que llegaron en los años 1953 y 1954 respectivamente, así como la entrega decidida de las congregaciones que llegaron sucesivamente durante estos años. La mayoría han ingresado al Vicariato durante el tiempo de labor pastoral de nuestro obispo Jesús Esteban Sádaba.

La entrega a los indígenas, el esfuerzo por la organización, el empeño por los derechos humanos y colectivos de la gente, los posicionamientos ante los hacendados (primero), los petroleros (después) y las necesidades de la población (durante todo el tiempo). Al principio creando la “frontera viva” del Ecuador con el Perú, también “implantando” la iglesia local, y siempre tratando de que el Evangelio sea buena noticia para todos los pueblos, especialmente los más abandonados y desprotegidos, por ejemplo los waoranis y PIAVs.

Son años de evolución, marcados por la entrega generosa de misioneros y misioneras y por la entrega martirial de Alejandro e Inés, así como por el empeño de sacerdotes, religiosas/os y laicos por elaborar y realizar el “Plan Pastoral” que hemos tratado de llevar a cabo, y con el que actualmente nos sentimos orientados, con el impulso de la Iglesia Católica y de nuestro Papa Francisco.

El “Plan pastoral” ha impactado por la organización y por la implicación de todos y cada uno de los misioneros y misioneras en toda la marcha del Vicariato, pues todos estamos en un equipo pastoral (en cada zona), en una comisión y en una de las tres pastorales. Así estamos articulados para ayudarnos a planificar, ejecutar y animar a todas las 310 comunidades cristianas que atendemos y con el apoyo importante de más de 1000 laicos y laicas catequistas y animadores.

También pudimos compartir con detenimiento los aspectos que se contienen en el “Convenio entre el Vicariato y las Congregaciones”, que está en vigencia y nos vincula mutuamente por el bien de la Iglesia Local y de la vivencia del Carisma respectivo. Es importante el compromiso que adquirimos mutuamente de estabilidad (en la medida de lo posible) de los misioneros y del sostenimiento económico y espiritual de los/as misioneros/as. Se importante que en cada casa vivan, al menos, tres hermanas/os para que sea posible la vivencia fraterna de la misión y la misión en fraternidad.

El diálogo entre todos los asistentes ha servido para valorar la pastoral de conjunto y la constancia de que el Vicariato es “una escuela para los/as jóvenes”, por la definición pastoral, la relación fraterna entre todos, el ambiente familiar que nos vincula y anima, la implicación de todos en todo y en cada uno de los aspectos en donde nos responsabilizamos…

También se ha valorado mucho cada uno de los espacios de formación y espiritualidad (dos asambleas anuales) así como de los misioneros/as nuevos/as, donde se insiste en la cercanía-adhesión a la persona de Jesús y la respuesta actual a los desafíos de la realidad y de la fe, en sintonía con los lineamientos de la Iglesia Universal y del papa Francisco.

Al final, la palabra que más brota del corazón y de los labios de los asistentes es “gracias”. Gracias por la preocupación del Vicariato y por esta invitación que hace sentir la importancia de los diversos carismas en la construcción y vivencia de la Iglesia. Gracias por la generosidad de tantos hermanos y hermanas que han entregado su vida, tiempo, salud, esfuerzo y fe por el bien de las “periferias existenciales” de la Amazonía ecuatoriana. Gracias por hacernos sentir “familia” entre quienes buscamos y anunciamos “al mismo” y su Reino. Gracias por esta iniciativa de estar juntos, compartiendo nuestros sueños misioneros y nuestras realidades comunitarias, en medio de las humanas deficiencias, que nos hacen sentir Iglesia Viva.

Han sido dos días intensos, que comenzaron en la Catedral, al pie de las tumbas de nuestros hermanos mártires Alejandro e Inés, y que continúan con abrazos de hermandad y compromiso renovado, valorando la “entrega hasta dar la vida” de muchos. Y nos dijimos unos a otros, al despedirnos, “que no sea la última vez que nos encontremos juntos/as los superiores de las congregaciones que viven, sueñan y misionan en el Vicariato de Aguarico”. Así, que hasta el siguiente encuentro… paz y bien…

JESÚS GARCÍA


VisitasVisitas1180374

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1