agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


MENSAJE A LA COMUNIDAD MISIONERA

DE AGUARICO

Junto a los canales de Babilonia nos sentamos, y lloramos con nostalgia de Sión (Sal. 137)

Vivir la felicidad desde el cerebro con calidad, da como resultado gran cantidad de vida para el corazón.

Estimados hermanos y hermanas Misioneros del Vicariato de Aguarico, expreso para ustedes un saludo especial de paz y bien en los Corazones Santísimos de Jesús y de María.

En la vida todos nacemos con talentos, objetivos y metas que nos atraen ¿Cuál es nuestro talento? “Seguro que lo sabemos”.

Hoy al hacer memoria de la muerte martirial de Monseñor Alejandro Labaka y Hermana Inés Arango, he visto cómo personas mágicas y normales se pasean entre nosotros. Alejandro e Inés, cada uno de ellos en particular nos deja una enseñanza y una tarea, juntos como hermanos por un mismo objetivo. Luchan con gran tesón, en equipo, por una causa. Cada uno se complementó para funcionar en el plan trazado; sabían que la aproximación de grupo es lo que hace que madure la mies, es decir que un grupo crezca y se haga maduro en el andar.

“Caminante, son tus huellas, el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar” (Antonio Machado). Llegué a este Vicariato hace un año y un poco más, desconociendo la historia me inserté en una pastoral. Una vez que se me dio a conocer la historia, no la quise aceptar, confundida y desmotivada la tomé sin más.

En abril del 2016 viví una experiencia trágica: un terremoto de gran magnitud que desconcertó mi vida. Sin otra motivación, me sacan de esa realidad para ayudarme a superar esta tragedia. No quise aceptar el cambio porque había mucho por hacer con aquéllos que vivieron como yo esta experiencia.

“¡Cómo cantar un canto del Señor en tierra extranjera!” Se dice que el que obedece no se equivoca y lo que cuesta vale la pena; el cambio es necesario, es tiempo propicio para reflexionar y transmitir los talentos que Dios nos da.

A la relación cualitativa y cuantitativa de la familia la llamo comunidad. Con esto quiero decir, con alegría: gracias a cada uno de ustedes, que he visto cómo se han esmerado en colaborar con prontitud en los eventos que -como Vicariato- se han realizado a lo largo de este año. Todos ustedes, en particular en su labor, son parte importante de un grupo o comisión en la cual están activos y sonrientes por servir (“Dar antes que recibir”) yo lo estoy aprendiendo de ustedes y con sinceridad les digo “gracias”. Es el mensaje que saco de estos días de Caminata, días de meditación y contemplación de la realidad en la que nos encontramos.

Hay mucho por hacer SI, y vamos en ruta, con pasos cortos pero en comunión, viviendo las relaciones profundas y el coraje de experimentar el encuentro integral con Jesucristo, con esperanza y fidelidad para responder al cuidado de la casa común y la opción por los pobres.

A nuestros sacerdotes, por su testimonio oración por ustedes, a la vida Consagrada les invito a seguir generando vida y a nuestros laicos en escucha y compañía; renovemos nuestro compromiso junto con Nuestro Obispo. Y para quien detrás de cámaras o computador, está al pendiente del mínimo detalle, para que el Plan Pastoral marche bien y sea un signo de gratitud nuestra oración al Creador. Nada es perfecto, pero todos ponen su esfuerzo.

LA LIBERTAD: No es la última palabra, es una parte de la historia y la mitad de la verdad, esto da como resultado la RESPONSABILIDAD (Testigos de ello, Alejandro e Inés y también lo Fue Julio María Matovelle). O.A.D.

Rosaura (R.O.)


VisitasVisitas1180210

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1