agenda1
noticias1
 killka1
 radio1
 enlaces1
 contacto1
 ingreso1

 

logo


NAVIDAD:

SER IGLESIA MISIONERA EN SALIDA

La Encarnación del Hijo de Dios significa que Dios mismo se hace salida para venirse a nuestra tierra, convirtiéndose en persona como uno de nosotros. En el Angelus decimos: “ Y el Hijo de Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros”. Es lo que en teología se nos enseñó como la autocomunicación de Dios al hombre. Así Dios se hace auto-comunicación y puente para llegar hasta nosotros. Dios se hace salida en esta Navidad para llegar a cada corazón humano y salvarnos.

Dios para visitarnos hace no sólo un movimiento de salida sin más. Dios tiene un objetivo claro: comunicarse con cada persona, trayéndole vida y salvación, pero su medio de transporte es el descender, el abajamiento, el anonadamiento, la humildad, la sencillez, la pobreza, el desprendimiento, la encarnación. Dios así viene vestido de humanidad y humildad.

Es nuevamente el Papa Francisco quien anima a toda la Iglesia y a todos los misioneros a ser una Iglesia en salida hacia las periferias geográficas y existenciales, que es el lugar donde siempre están los más pobres:“Evangelizar supone en la Iglesia la parresía de salir de sí misma. La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria”.

El Papa nos anima así a salir porque prefiere una Iglesia accidentada antes que acomodada. "Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades".

El Nacimiento de Dios hecho Hombre entre nosotros nos lleva estos días a un doble movimiento en nuestras vidas. Por un lado: a Contemplar y Adorar este Misterio de Dios y, por otro lado a mirar y adentrarnos en las realidades humanas que por el pecado, la injusticia y el abandono son cada vez menos humanas. Allí estamos a llamados a estar llevando con nuestras vidas, palabras y acciones la Humanidad y Divinidad del Dios Amor en medio de nosotros.

El próximo Sínodo de la Amazonia nos pone también en salida y alerta para cuidar y salvar la creación, este planeta que está siendo destruido por la mano ambiciosa del hombre y que Dios quiere que cuidemos y preservemos. La Navidad nos pone en camino para salvar nuestra tierra y nuestra selva amazónica contaminada por tantos desechos.

Queridos Misioneros y Misioneras, démonos tiempo en estos días para contemplar en oración larga y sosegada a Jesucristo Niño y a las personas que pueblan nuestra casa, nuestra vecindad y nuestras familias, llevándoles el amor que hemos aprendido a contemplar, mirando y adorando la Encarnación del Hijo de Dios que ha venido a salvarnos.

En esta Navidad el Señor invita al Vicariato Apostólico de Aguarico a ser Iglesia en Salida. Así que hermanas y hermanos misioneros, tal como nos dice el Evangelio, pongámonos en actitud de Salida para que en esta Navidad que ya toca nuestras puertas, nos encuentre contemplando a nuestra humanidad desde la ternura y la mirada de Dios hecho Niño.

¡Feliz Navidad Hermanos!.

Fraternalmente

Hno. Adalberto Jiménez Mendoza. OFMcap.

Vicario Apostólico de Aguarico

 


VisitasVisitas1301068

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org

twitericon facebookicon googleicon
vicariato1
comisiones1
 documentos1
 vocaciones1
 formacion1
 aleines1
 cce1