instagramicon twitericon facebookicon googleicon googleicon

MENSAJE DE PASCUA

EL RESUCITADO VIVE EN MEDIO DE SU PUEBLO

Francisco de Orellana, 3 de abril de 2021

Queridos hermanos y hermanas: Paz y Bien

Desde esta parcela preciosa del Señor, nuestra Iglesia del Vicariato Apostólico de Aguarico, el Señor nos invita a abrir nuestros brazos y nuestros corazones para acoger a Cristo Resucitado, que ha vencido la muerte y nos ha pasado a la vida nueva también a nosotros para que tengamos la Vida Nueva de Jesús.

Acojamos la invitación del Señor a dar el paso a la vida para no quedarnos en la negatividad del vacío, de lo caduco, de la falta de esperanza. El Señor viene para encender nuestros corazones y hacer que ardan en su Pascua, en su Vida Nueva, como este Cirio Pascual que encendemos esta noche y alumbrará nuestras sombras y nuestras tinieblas.

Jesús nos ha resucitado con Él y por eso le alabamos, por eso celebramos su Pascua ya que por nuestras solas fuerzas somos incapaces de salir del pecado y del mal. Él nos ha dado Nueva Vida al morir y resucitar por y con nosotros.

Esta Pascua sigue estando marcada por la Pandemia que nos contagia de un virus mortal, una pandemia que sigue dejando consecuencias de muerte a nuestro alrededor, pandemia que golpea la vida de mucha gente y que a nosotros como misioneras y misioneros se nos invita a seguir acompañando siendo solidarios de manera real y efectiva y con creatividad.

Tengamos presente en este tiempo pascual que como Iglesia de Aguarico seguimos siendo llamados a vivir sinodalmente, buscando que la vida resucitada de Cristo tenga un lugar en el corazón de todos.

Jesucristo Resucitado nos invita volver a comenzar de nuevo en Galilea, las galileas de nuestra vida cotidiana. Para nosotros es la galilea de la Amazonía con los pueblos que la habitan y que como Casa Común estamos llamados a cuidar.

En esta Pascua del Señor como Iglesia del Vicariato Apostólico de Aguarico, abramos nuestro corazón a la Vida Resucitada de Jesucristo el Señor que nos ha hecho el regalo de pasarnos de la Muerte a la Vida Nueva.

¡Hermanas y Hermanos, que vivamos resucitados con Cristo!

¡Felices Pascuas de Resurrección!

¡Aleluya, Aleluya!

Fraternalmente en el Señor,

Mons. José Adalberto Jiménez Mendoza, OFM Cap.

Vicario Apostólico de Aguarico – Misión Capuchina

 

VisitasVisitas1711337

Teléfono 593 (06) 2880501 (02) 2257689 •  info@vicariatoaguarico.org